Spotify

Me está encantando el nuevo servicio de música en streaming, Spotify. Mucho más que last.fm, que casi nunca acierta en sus predicciones. También es cierto que son dos conceptos totalmente diferentes. last.fm se aproxima más al concepto de radio “tradicional” y sirve muy bien para descubrir música casualmente; Spotify es más del tipo iTunes y resulta idóneo para descubrir música a través del boca a boca.

¿Como funciona? Fácil, la aplicación no es más que un reproductor de música en streaming con un buscador integrado. Muy parecido a iTunes, pero las canciones que se reproducen no están en tu biblioteca, sino en la suya. De entre los resultados seleccionas los que te interesan et voilà. Podemos guardar los resultados de las búsquedas como listas de reproducción o crear las nuestras por el típico método arrastrar y soltar. ¿Lo mejor? Que al trabajar contra una cuenta de red en Spotify se puede tener la aplicación sincronizada en diferentes ordenadores y compartir las listas con nuestros amigos. Si tienes que viajar con el portátil a menudo, Spotify puede librarte tener que llenarlo de música para llevar.

¿Sustituirá a iTunes y similares como se dice por ahí? Ni de coña. Si tienes gustos muy particulares es posible que no encuentres lo que quieres y su catálogo apenas abarca hasta los años 90. Por otro lado, dependes de la conexión a internet. Si no la tienes disponible en ese momento, te quedas sin Spotify, y si está saturada sufrirás cortes bastante molestos.

La mejor utilidad se la he visto en el boca a boca. Por ejemplo, el-bloguero-antes-conocido-como Sr. Punch recomendaba hoy el disco Visitor de los The Dodos. En vez de salir a comprarlo, con el riesgo de que tiene que después no me guste, o acudir a las redes P2P para piratearlo, ésto con el riesgo de que a la SGAE no le guste, según leía la primera frase hacía la búsqueda pertinente y pude escuchar el disco al tiempo que leía la recomendación.

Hay tres formas de acceso a Spotify: dos son de pago y una gratuita. La gratuita sólo tiene dos inconvenientes. Uno, los anuncios. Que dicen que los hay pero que yo nunca he escuchado. Otro, que sólo se accede mediante invitación, aunque no es difícil obtener una y creo que los 10 euros al mes o 1 euro por un día que cobran en las opciones de pago no están, por ahora, justificados.

5 Comments

  1. Octavio B. (señor punch) 25 25UTC enero 25UTC 2009

    supongo, entonces, que el sistema va creandote una lista personal y dandote recomendaciones según tu lista se fa conformando, ¿no? y ¿opción compra, si quieres TENER-TENER el disco, a la antigua?
    En todo caso, la red sigue creciendo (tengo que mandarte un artículo sobre la música en la red -ejem, catastrofista- que igual te interesa, puede darte pie a alguna reflexión bloguera -cuando lo tenga escaneado te escribo-)

  2. Octavio B. (señor punch) 25 25UTC enero 25UTC 2009

    espera espera espera, que acabo de caer de la burra y vuelvo al ordenata:

    “según leía la primera frase hacía la búsqueda pertinente y pude escuchar el disco al tiempo que leía la recomendación”

    O sea, que menda se mata abuscar un vídeo de los Dodos y su myspace para enlazarla y ahora la peña se las arregla con sus juguetitos nuevo, ¿eh?
    ah, muy bien, muy bien :))

  3. icsm14 25 25UTC enero 25UTC 2009

    Para recomendaciones y compras ya tienes last.fm y, creeme, no es que acierte mucho. Con Spotify tú te lo guisas y tú te lo comes.

    Y sí, nos las arreglamos con los juguetitos nuevos ;P A MySpace le tengo tirria y los vídeos… como están al final, cuando llego a ellos paso al siguiente post y no los veo mucho. Pero con esto sigo escuchando al grupo. Por cierto, ¿Conoces goear? Igual te sirve.

  4. pitusa 1 01UTC febrero 01UTC 2009

    gracias por la recomendación, yo andaba trasteando con el deezer pero no me convence, porque muchas veces no me acierta.
    Lo probaré.

  5. icsm14 1 01UTC febrero 01UTC 2009

    Lo que me pasaba a mí con last.fm. Al cabo de unas cuantas canciones dejaba de escuchar. Spotify juega con la ventaja de no hacer recomendaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *