Western Digital TV

Western Digital, fabricante de discos duros aprovecha su posición para sacar el que, casi con seguridad, es el reproductor multimedia de alta definición más asequible que hay: el WD TV. Y quizás por ello conviene estar un poco al tanto de sus características, no acabemos llevándonos un chasco.

El hardware contiene poco más que lo mínimo para la reproducción en alta definición. Dos conectores USB para el almacenamiento, salida óptica de audio y dos salidas de vídeo, RCA y HDMI que alcanza los 1080p. Hablamos de FullHD de verdad, al contrario que otros reproductores que, aun permitiendo la reproducción FullHD, tienen la salida limitada. La calidad del vídeo me ha parecido bastante buena pero sin destacar especialmente sobre otras soluciones (las pocas que he podido ver personalmente). Lo he podido probar en un televisor Emerson de tubo (con la conexión RCA convertida a SCART), un Sanyo TFT HDReady (con la conexión RCA directamente) y un monitor Asus VW266 FullHD de 26″ con entrada HDMI. En este último caso la interfaz gráfica presenta un pixelado acusado en la gradación de colores. ¡Insólito!

Prescindir del almacenamiento interno le da al dispositivo unas posibilidades de ampliación enormes (sólo hay que cambiar de disco) y lo hacen muy cómodo para meter nuevos contenidos en él si utilizamos un disco duro que no necesite alimentación externa o pendrives. La pega es que no se puedan copiar archivos entre dos discos conectados al reproductor con lo cual hay que olvidarse de conectar un disco de 1 o 2 TB permanentemente y utilizar la segunda conexión para ir metiéndole datos con discos más pequeños. De hecho tienen diseñado un soporte especial para tener conectado uno de sus discos My Passport (o cualquier otro de 2.5″) que, obviamente, se vende aparte.

El mando a distancia está en consonancia con el resto del equipo y no tiene ni un botón de más. Al contrario, echo en falta el cambio rápido entre idiomas de audio y subtítulos, por lo menos (aunque soy consciente de que a la mayoría de la gente). En cambio tiene un botón de búsqueda completamente inútil. Los botones son de goma y no demasiado cómodos.

Pasemos al apartado del software. En cuanto al tipo de archivos que reproduce va sobradísimo, reproduciendo casi todos los tipos más habituales del panorama actual. Se queda algo corto en los formatos de subtítulos (solo SRT, eso sí, en formato UTF-8) y no acepta ningún tipo de DRM (¡bien!). Sí acepta subtítulos contenidos en los MKV y, desde la última actualización, también los capítulos. Por cierto, dicha actualización es indispensable, ya que con el firmware de fábrica los subtítulos están ligeramente desincronizados; no lo bastante para no soportarse pero sí lo suficiente para que sean molestos. Sí he tenido problemas con los archivos mp4. No en su reproducción sino en el cambio de pista de audio y de subtítulos. No se puede (o yo no he podido).

Y llegamos al apartado, para mí, más importante: la interfaz y el software de reproducción. Para mí es lo más importante porque va a determinar la comodidad de manejo del dispositivo y lo que menos suele ser reseñado. Aquí yo diría que se queda tan justo que apenas cumple, siendo el punto más débil de este reproductor.

La primera impresión es muy positiva. Una interfaz gráfica muy lejos de las cutres de los primeros reproductores de DivX y con una función de biblioteca que escanea el disco conectado y agrupa los contenidos por tipo (vídeo, audio o fotografía). Además acepta thumbnails para representar las películas por su cartel con lo que el resultado es más agradable de lo que esperaba. Además, es capaz de leer sistemas de archivos FAT32, NTFS y HFS+ sin registro. He comprobado que también es capaz de leer el sistema HFS+ con registro pero no escribir en él, con lo que no se podrá usar la biblioteca y habrá que navegar por el disco por el método tradicional: explorando las carpetas. Curiosamente, esto no es un inconveniente ya que la biblioteca es totalmente prescindible pues no distingue películas de episodios de series de televisión y los mezcla creando un batiburrillo bastante incómodo. Yo he optado por desactivarla y usar la vista de carpetas, que sigue aceptando las previsualizaciones, tanto para los archivos como, atención, para las propias carpetas (si el primer archivo de la carpeta es un JPG muestra su contenido en lugar del icono de la carpeta) y me permite organizarme a mi gusto. Eso sí, la búsqueda de imágenes la tiene que realizar uno mismo y a mí, Plex me tiene muy mal acostumbrado (lo hace él solito).

En cuanto a la reproducción, de pena. Reproduce, recuerda la última posición cuando paras y punto. No puedes ir a una posición concreta dentro de una película y no puedes avanzar a saltos de, por ejemplo 10 en 10 minutos. Sólo puedes avanzar a velocidad rápida hasta 16x con lo que llegar a cualquier punto más allá de la mitad de la película es un coñazo. Además, han equivocado el botón por defecto cuando reanudas la reproducción de vídeo. Es el de comenzar desde el principio en lugar del de continuar desde la última posición lo que, unido a la lentitud de respuesta general del software y los botones de goma del mando a distancia, hace que sea muy fácil equivocarse. También se me ha colgado, en alguna ocasión, cuando he pausado demasiado tiempo una película, algo que me parece inadmisible en un reproductor de disco duro.

El minimalismo del mando a distancia se traduce en la imposibilidad de cambiar de pista de audio o de subtítulos directamente. Hay que hacerlo a través de un menú intermedio lo que, para mí, es un auténtico coñazo (soy culo inquieto y en ocasiones me apetece ver cómo han doblado una escena, o el diálogo original o simplemente me aburro de los subtítulos). El renderizado de los subtítulos está bien, pero sin ser ninguna maravilla. No te dejas la vista como en otros pero podrían ser un poquito más gruesos y más personalizables. No se pide que sean como los de QuickTime (para mí los mejores) pero vamos, los tengo al mayor tamaño posible y aun los querría más grandes.

Sí reproduce archivos VOB, aunque lo hace tan mal que no es de extrañar que no se mencione en las especificaciones. Prácticamente se limita a reproducir la película. No detecta la estructura del DVD, pasa por completo del menú del DVD y selecciones el VOB o IFO que selecciones, siempre empieza a reproducir el DVD desde el principio sin recordar la última posición de reproducción, lo que resulta especialmente molesto en series. Tienen que corregir esto a la voz de ya.

La reproducción de fotografías es surrealista. Para empezar, sólo hay dos tipos de transiciones, estándar y difuminado. Luego, si se quiere estirar las fotos hay que configurarlo incorrectamente. Hay que decirle que se tiene una pantalla estándar cuando se tiene una panorámica o que estire las fotos deformándolas para que no lo haga. De locos.

Mejor es la reproducción de música, siendo el reproductor capaz de leer al tags (carátula incluida), playlists en varios formatos y archivos FLAC. Incluso los CUE, reconociendo todas las pistas del archivo. Aun así, nada que no ofrezcan otros reproductores.

En definitiva, un reproductor que cumple; adecuado para llevarse de vacaciones o para estudiantes fuera de casa (si el transformador de corriente fuese interno hasta serviría para viajes de trabajo o fin de semana) pero que yo me lo pensaría dos veces antes de instalarlo en el salón de casa, donde valoro más un reproductor mucho más cómodo.

Web oficial


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/19/d229908791/htdocs/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

2 Comments

  1. Neodian 31 31UTC agosto 31UTC 2009

    Es lo de siempre, los reproductores son bastante malos y toscos. Para mi van años luz de proyectos libres, en concreto del XMBC, que es multiplataforma.

    Yo lo tengo instalado en mi vieja XBOX y la verdad es que es un lujazo. Ademas la he puesto en HD, si habeis leido bien en HD, concretamente a 720p aunque soporta hasta 1080i. Y lo cierto es que el material reescalado se ve de lujo.

    En cuanto al media center en si me parece sin duda el mejor que he visto, muy personalizable, de facil manejo y superutil.

    Si no lo conoces te recomiendo que le heches un vistazo porque tambien corre sobre Mac.

    http://xbmc.org/

  2. icsm14 31 31UTC agosto 31UTC 2009

    Ya tengo Plex (xbmc para mac) en el Mac Mini, sólo que hasta que pueda comprar el iMac no puedo llevarlo al salón. De ahí que me animaase a probar esta solución temporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *