Posts in Category: Libros

Jessica Alba protagonista de The killer Inside Me

Me entero, vía Blogdecine que Michael Winterbottom adaptará la novela de Jim Thopsom, El Asesino Dentro de Mí y aprovecho para poner un titular exclusivamente dedicado a recoger visitas pues, realmente, mi interés por la zagala es prácticamente nulo, ya que no ha hecho ninguna película (y ya que estamos, ni serie) que no sea un autentico truño.

A Winterbottom lo he seguido poco, apenas 24 Hour Party People y Código 46 (pendiente tengo su Camino a Guantánamo sobre la prisión americana) de las 20 que lleva dirigidas. A pesar de sus imperfecciones, ambas destilan cine por los cuatro costados, lo que me lleva a considerarlo un director a tener en cuenta y puede que incluso algún día, me atreva con su 9 Songs.

Jim Thompson, por su parte, está considerado como uno de los grandes de la literatura negra, a la altura de Chandler o Hammet. De él se destacan sus personajes psicópatas a los que suele ir hundiendo en la locura conforme avanza la obra. Al principio sus novelas discurre por los senderos habituales. Poco a poco el ambiente se enrarece, haciéndose enfermizo. La inestabilidad mental del protagonista se hace patente y ya al final la novela es un auténtico delirium tremens (p. e. los capítulos finales de La Huida y El Asesino Dentro de Mí).

La verdadera maldad, la originada por la codicia y la vileza, pero sin la excusa de la enfermedad mental del protagonista, la suele reservar para los personajes secundarios. Retorcidos y depravados, a veces sólo por culpa del deformado prisma del protagonista, le acompañan como demonios en su particular descenso a los infiernos.

La relación de Thompson con el cine no es nueva. Obligado a trabajar como guionista en Hollywood (como todo artista que se precie se hizo famoso después de su muerte), suyos son los guiones de Senderos de Gloria y Atraco Perfecto entre otras. También varias de sus obras han sido llevadas a la gran pantalla. De entre ellas destacan Los Timadores, de Stephen Frears, con unos John Cusack y Anjelica Huston pletóricos. Y La Huida, de Sam Peckinpah, protagonizada por Steve McQueen y que fue la que me dio a conocer a este autor (lo admito, no es la primera vez que me pasa; y espero que no sea la última).

Lo mejor de todo es qué, independientemente del resultado, quizás haya una reedición del libro y pueda, por fin, releerlo después de 10 años.

Karaokes

Antes de que pudiera mover las manos y decir que no, Kam y sus colegas hicieron un brindis que parecía dirigido a mí. Qué diablos, me lo bebí, y tres copas más tarde me catapultaron al hoyo fétido de la humillación ritual llamado karaoke.

Douglas Coupland, jPod.

Harry Potter traducido en tres días

Tres días han tardado los chicos de Spanish Hallows en traducir el último libro de la serie de Harry Potter: Harry Potter and the Deathly Hallows. A la editorial le ha salido el tiro por la culata el no dejar copias para los traductores antes de que saliera el libro para evitar filtraciones. Hubo filtraciones a pesar de todo y ahora los lectores hispanos ya no tienen que esperar a que las editoriales correspondientes publiquen su versión.

Lo más divertido del tema es que esto no es nuevo. Lleva haciéndose en el mundillo televisivo desde hace bastante y a diario. Que levante la mano quien no haya visto ya la tercera temporada de Perdidos o la de Battlestar Galactica. Y quien no descubrió Heroes o Dexter a través de la red. Como dice Enrique Dans:

Es el signo de los tiempos: si tardas más de un par de días en darle al mercado lo que el mercado quiere, éste se lo consigue por sí mismo.

Vía: Mangas Verdes y El Blog de Enrique Dans

Juego de Tronos

Libro:Juego de Tronos (Canción de Hielo y Fuego/1)
Autor: George R. R. Martin
Editorial: Gigamesh

La verdad es que tardé en leer este primer libro de la serie Canción de Hielo y Fuego debido a tres factores. Uno era el hecho de que se tratase de un libro de género fantástico, que no me suele atraer especialmente. Por otro lado, su extensión de casi 800 páginas elevaba tanto su precio que, para comprar a ciegas (o, si se prefiere, iniciarme en la obra del autor) preferí decantarme por Muerte de la luz, otro libro de su autor de extensión más corta (por tanto más barato), autoconclusivo y de temática de ciencia ficción, más acorde con mis gustos. Y eso me dió el tercer motivo para alejarme de este libro. Muerte de la luz resultó ser un coñazo bastante intragable que me costó Dios y ayuda no dejarlo por la mitad y del que nunca entenderé qué le ven los demás para ponerlo, como lo ponen, por las nubes. Por estos y otros motivos más circunstanciales, y pese a las recomendaciones de bastantes amigos míos, algunos verdaderos devotos de la serie, he tardado más de cuatro años en leer este libro (de hecho, han tenido que dejármelo para que lo hiciese; bien es cierto que fui yo quien lo pidió).

El resultado ha sido bastante positivo, si bien no se trata de la gran maravilla que preconizaban en gran parte debido a que resulta un quiero y no puedo. Se pretende una obra adulta, con un escenario complejos y personajes bien desarrollados y se queda en una obra para lectores, digamos… adolescentes con intereses, con demasiadas simplificaciones y personajes estereotipados.

El libro tiene una lectura amena que engancha hasta el final y el escenario descrito es bastante más interesante de lo que suelen ofrecer otras obras de fantasía demasiado deudoras de Tolkien. Se plantea más como un escenario medieval, con diferentes señores feudales envueltos en conspiraciones y luchas de poder (de ahí el título de Juego de Tronos) en el que la magia apenas hace acto de presencia, pareciéndo más superstición que la magia tradicional de hechizos, elfos, magos, etc. De hecho creo que alguien comentaba (lo siento, no recuerdo quien, e incluso es posible que se refiriese a otra obra) cuando se publicó el libro, que al contrario que en otras obras/series al uso, en las que la magia era muy difícil de utilizar porque estaba desapareciendo en favor de la ciencia, en esta la magia había desaparecido para, en el momento en que se desarrolla la trama, empezar a reaparecer. Veremos lo que pasa en los siguientes volúmenes.

Sin embargo, este pretendido “juego de tronos” se vuelve vacío cuando Martin desvía su atención a detalles completamente accesorios de tal forma que lo único que se nos muestra son levísimos esbozos que apenas permiten imaginar nada al lector. Tenemos unos malos muy malos, que desean aprovecharse del rey y unos buenos muy buenos y tontos de solemnidad. No hay terminos medios; esquematismo y estereotipos puros. Por el medio una serie de secundarios que no sabemos a qué bando pertenecen porque, o bien Martin apenas les dedica tiempo, o bien les hace cambiar de chaqueta según sus deseos del momento. Incluso los leves toques de cinismo que tiene al hacer que la casa Stark (los buenos) reciban collejas por todos lados, se vienen abajo al estar narrados de forma que provoquen el mayor impacto emocional en el lector reforzando una idea que ya le ha quedado bien clara: que los Lannister son muy-muy malos; unos cabrones de cuidado, vaya.

Es de agradecer la manera que tiene George RR Martin de complicar la lectura dedicando cada capítulo al punto de vista de uno de los distintos personajes, llegando a elaborar hasta tres subtramas totalmente independientes entre sí. Desgraciadamente esto conduce a Martin a dos errores graves. Por un lado alarga inecesariamente un libro que bien podía haberse contado en la mitad de páginas; por ejemplo, todos los capítulos dedicados a Daenerys y su hermano son totalmente prescindibles. Por otro lado, desliga tanto la acción del personaje principal (se pretende una obra coral sin conseguirlo plenamente) que al final, cuando tiene que terminar el libro, este no lo hace. La sensación que queda es la de un libro inconcluso, de continuará, que te obliga a comprar el siguiente de la serie.

En resumidas cuentas: un libro que engancha hasta el final, ideal para pasar el rato pero al que no puedes pedirle más o corres el peligro de notarle en demasía las costuras.

Nota: aprobado alto.

Biblioteca de Ciencia Ficción Planeta DeAgostini

Acaba de llegar a nuestros quioscos (o por lo menos acaba de llegar a los de este pueblo de mierda en el que me ha tocado vivir, vete tú a saber cuando lo habrá hecho en el mundo civilizado) la sexta entrega del coleccionable Biblioteca de Cienca Ficción, de Planeta DeAgostini: Solaris, de Stanislaw Lem. Con esta entrega y la siguiente (La Guerra de los Mundos), y junto a 1984 (5ª entrega), Crónicas Marcianas (4ª entrega) y Un Mundo Feliz (1ª entrega) y un par más que faltan, Planeta habrá publicado casi toda la ciencia ficción que merece la pena haber leído. A ver que publican cuando terminen con los ya anunciados.